Francisco Puerto/ SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con el pago de 30 mil pesos y una disculpa pública, los ladrones confesos Mario H. H. R. y José E. L. K., lograron que su víctima retirara la denuncia en su contra, y llegaran a un acuerdo reparatorio, a pesar de encontrarse culpables del delito de robo calificado.

El juez de control Luis Edwin Mugarte Guerrero decretó la libertad de los delincuentes, luego que fueran acusados de daño en propiedad ajena y robo calificado, tras ingresar a un predio de un fraccionamiento exclusivo.

También te puede interesar: Así robaron más de 800 mil del cajero de Avenida Zamná

La afectada y denunciante Mariela T. F. N., retiró la denuncia en su contra y con ello, dio pauta para que los inculpados salieran en libertad, a pesar de ser señalados como culpables.