Gerardo Keb/ Milenio Novedades
PROGRESO, Yucatán.- Vivió para contarlo la conductora del automóvil Beetle que volcó ayer en la tarde en la carretera Mérida-Progreso, al desprenderse una llanta del vehículo y acabar volcado.

El accidente se registró cerca de las 2 de la tarde, a escasos dos kms de la entrada al puerto de Progreso, cuando la guiadora del vehículo Volkswagen, placas ZAZ100A, Claudia N, de 25 años de edad, perdió el control de su automóvil y uno de los neumáticos se salió, lo cual agudizó el problema, así que avanzó cerca de 50 metros sin la llanta hasta que, por la velocidad a la que viajaba, el auto termina sobre el toldo, completamente de cabeza a un lado de la vía.

También te puede interesar: Ramírez Marín visitará a los migrantes yucatecos

Afortunadamente, Claudia llevaba puesto el cinturón de seguridad y terminó de cabeza junto con el coche. La joven, repuesta del susto, logró salir del auto por su propio pie. Al sitio llegaron elementos de la Policía Estatal y Municipal de Progreso, así como una ambulancia de la Cruz Roja.

Los cuerpos de seguridad resguardaron el área para evitar otro percance, mientras que los paramédicos atendieron a la fémina, quien al final fue trasladada al hospital para descartar lesiones serias, ya que se quejaba de dolores. El vehículo terminó con daños severos y la llanta perdida.