William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, YUC.- Un grupo de 14 jóvenes de la parroquia de María Inmaculada salieron a Tixméhuac para llevar la Palabra de Dios como parte de sus misiones de verano que por segundo año se realiza en esta iglesia, una de las que cuenta con el mayor número de grupos juveniles en la Diócesis.

Estos siete jóvenes y siete mujeres estarán hasta el próximo domingo 29 en ese municipio, donde compartirán el Evangelio con muchachos y niños de tres comisarías, Sabacché, Tho y Menelá.

Antes de partir participaron en una misa de envío, celebrada por el Pbro. Saúl Che Chi, vicario de la parroquia, quien destacó que estos jóvenes en vez de quedarse en la comodidad de sus hogares, o irse de paseo, como la mayoría lo hace al estar de vacaciones, decidieron seguir el ejemplo de Cristo y llevar su palabra como misioneros.

También destacó que durante esta semana será de aprendizaje mutuo tanto para los misioneros como con las personas con las que estarán interactuando, de ahí que les reiteró la importancia de ir predispuestos a absorber todo lo que esa gente les entrega, siendo su nobleza y cariño lo que dan a manos llenas.

La pitahaya, sandía y guanábana yucateca conquistan Europa y Asia

Además de estas misiones de verano, los grupos juveniles de María Inmaculada participan de manera importante en las de Semana Santa, enviando más de cien jóvenes, integrantes de varios grupos parroquiales.