Agencias

Mérida, Yuc.- La lluvia de estrellas es un fenómeno habitual que ocurre cuando la Tierra cruza el rastro de partículas que dejan los cometas. De las Oriónidas llega a su máximo visible la madrugada de este sábado 21 de octubre.

Las Oriónidas proceden del Halley, que orbita alrededor del Sol aproximadamente cada 76 años, se llaman así porque parecen proceder de la famosa constelación de Orión y se pueden observar en todo el mundo cada año. "No es la lluvia más fuerte, pero es una de las más hermosas del año", asegura Bill Cooke, jefe de la Oficina sobre Meteoritos de la NASA. Y este año, la Luna hará que se vean mucho mejor.

Sobre cuál es el mejor momento de la noche para verlas, el divulgador científico especializado en astronomía y ciencias del espacio Antonio Pérez Verde explica que habrá un "ligero aumento de actividad momentos antes del amanecer". Este fenómeno astronómico, que también podrá apreciarse la noche del sábado al domingo aunque "en menor cantidad", comenzó el 2 de octubre y acabará el 7 de noviembre.  Ese es el tiempo que la Tierra tarda en atravesar la cola o estela del Halley, cuyo último paso observado data de 1986.

El mejor momento para la observación de la lluvia de estrellas será a partir de las 04:00 horas del próximo sábado 21 de octubre, y hasta las 06:30 horas.

Una de las peculiaridades de las Oriónidas es que podrá apreciarse en todas partes del mundo, ya que pasa "muy cerca del Ecuador celeste", según el experto, que explica que la visibilidad del fenómeno revela de dónde parecen proceder los meteoros, lo que técnicamente se denomina radiante. Las Oriónidas radian de la constelación de Orión, pasando muy cerca de la estrella supergigante roja Betelgeuse.

Además, las Oriónidas de este año podrán apreciarse mejor que otros años por la fase en la que se encuentra la Luna. "Vamos a tener suerte porque hoy, día 19, es Luna nueva, por tanto el 21 va a haber muy poca luna", señala Pérez Verde. El año pasado este fenómeno apenas se pudo observar en el cielo porque hubo Luna Menguante el 16 de octubre.

La tasa de actividad que dejarán las Oriónidas es de 23 meteoros por hora y tendrán una velocidad de 66 kilómetros por segundo, "alta" según el divulgador científico. Las Perseidas de agosto, por ejemplo, tienen una velocidad de 59 kilómetros por segundo, mientras que las Gemínidas de diciembre se desplazan a 35 kilómetros por segundo. 

Con información de "El País"