MÉRIDA, Yucatán.- Una jornada de contrastes registraron los comerciantes de los mercados “Lucas de Gálvez” y “San Benito”, pues las ventas en la víspera de la celebración de los fieles difuntos tuvieron una sensible baja, a pensar  que algunos pasillos de dichos centros de distribución registraron una notable afluencia de personas.

Milenio Novedades advirtió previamente que los precios en los insumos básicos de hojas de plátano y el espelón, tuvieron incrementos de entre cinco y diez pesos. Dichos productos se cotizaron hasta en 25 pesos. 

Locatarios señalaron que los incrementos tuvieron su efecto: desencadenaron ventas bajas, pese al constante flujo de personas registrado ayer y durante el fin de semana.

También te puede interesar: Adornos y luces 'encienden' ventas navideñas en pleno octubre

Asimismo, aseguran que el descenso en las ventas se debe también a la instalación de vendedores ambulantes en los corredores del mercado, incluso en las aceras, quienes desde ayer a temprana hora, ofrecían productos a menores precios.

Las flores se vendieron entre 20 y 35 pesos por ramo.

A unas horas del día de muertos, el caos fue el principal factor que reinó en los mercados antes mencionado, donde cientos de personas acudieron a realizar compras de última hora, para preparar del tradicional mucbipollo y colocar el altar a sus familiares difuntos; sin embargo, para los locatarios las ventas no han sido las esperadas.

Como cada año desde temprana hora, vendedores ambulantes se colocaron en la cerrada, detrás del Museo de la Ciudad, para ofertar sus promocionas a precios por debajo de los que se adquieren en centros de distribución.

Las flores y la carne de cerdo, fueron de los productos más solicitados por los yucatecos durante estas celebraciones, tanto para la visita a los cementerios, como para la elaboración de los platillos tradicionales.