El clima trae consigo cambios importantes en la temperatura y con ello consecuencias en materia de salud. Muchas veces se explica mal el concepto del clima y el de temperatura, pues les ponemos adjetivos inexistentes; por ejemplo, cuando decimos que el clima estará frío, lo cual es un error, ya que el frío es un estado de la temperatura y no del clima. Hoy día los tiempos que vivimos en relación con el cambio climático han traído consigo una serie de enfermedades de carácter respiratorio y sintomatológico; es decir existen personas que tienen una lesión ósea desde hace tiempo y cuando se presenta una temperatura baja, de manera casi inmediata, les empieza a doler esa lesión y lo asocian siempre con la temperatura persistente.

En los tiempos actuales tenemos que poner mucha atención a variaciones tanto del clima como de la temperatura, ya que cada vez son más frecuentes y con ello se incrementa el número de personas que se enferman y esto representa también un desembolso de dinero. Si hacemos una reflexión, la falta de atención a los fenómenos ambientales está trayendo consigo problemas de salud que pueden evitarse si adoptamos medidas de prevención. Las estadísticas oficiales muestran un incremento del 63 por ciento de problemas virales, del 41 por ciento en problemas respiratorios y del 70 por ciento de las alergias.

Estoy seguro de que si adoptamos nuevas medidas de respeto al medio ambiente podremos dismiunuir los riesgos de contraer enfermedades a corto plazo, sólo es cuestión de realizar pequeñas acciones que beneficien nuestro aprovechamiento de los recursos naturales. Las propuestas del Caleidoscopio serían básicamente 5 acciones para ayudar al planeta: 1) disminuir nuestra generación de residuos sólidos, 2) realizar un consumo responsable, 3) uso adecuado del agua, 4) disminuir a tiempo la emisión de gases a la atmósfera y 5) por último y no por ello menos importante, erradicar la tala inmoderada de bosques y selvas.

No debemos olvidar que nuestros recursos naturales son fácilmente agotables y muy sensibles a la mano del hombre; tal parece que no comprendemos a detalle los grandes beneficios de nuestros servicios ambientales, una bondad especial de la madre naturaleza que muchas veces no hemos valorado con la seriedad que debemos. Tomemos en serio esta situación y no dejemos que nos juzgue la historia.