Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Giovanny N, de 32 años de edad, decidió quitarse la vida, se ahorcó en el pozo del patio de su casa, en la colonia Amalia Solórzano, al oriente de Mérida, convirtiéndose en una estadística más del Estado, ya que la cifra de muertes autoinfligidas está cerca de 80 casos.

Los hechos fueron descubiertos alrededor de las siete de la mañana del lunes, por Rosalía, quien llegó al lote 2 de la calle 45 entre 20 y 22 de la colonia mencionada y al no encontrar a su hijo comenzó a buscarlo hasta que lo encontró ahorcado con una cuerda atada al carrillo del pozo.

También te puede interesar: Anomalías en Hunucmá desde el inicio de gestión

Tras el “macabro” hallazgo, la señora solicitó los servicios de emergencia, pero cuando llegaron los paramédicos sólo pudieron confirmar que el individuo había muerto.

Personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado se presentó a efectuar el levantamiento del cadáver y demás diligencias.

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense determinó que la causa de la muerte fue asfixia por suspensión.