Redacción/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Docentes siguen a la espera de que la autoridad educativa, indique el siguiente paso para otorgar plazas educativas, luego de que fueran publicados los resultados del examen de oposición docente, pero aún no conocen cuántas plazas se entregarán.

Como informamos anteriormente al presentarse los resultados del Concurso de Oposición para el Ingreso al Servicio Profesional Docente del ciclo escolar 2018-2019, la Secretaría de Educación Pública (SEP), “borró”, las categorías de idóneos o no idóneos en esta versión.

Con ello el tabulado de resultados sólo indica calificaciones A, B y C, donde sólo 781 aspirantes de la entidad obtuvieron la más alta calificación, es decir “A”.

También te puede interesar: Se suman a campaña para prevenir la influenza en Yucatán

Ayer los profesores en redes sociales manifestaron su preocupación por que no hay hasta el momento una indicación por parte de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) para indicar cuántas plazas y cómo serán divididas entre los docentes que obtuvieron buen promedio en la prueba.

Cabe recordar que de un total de tres mil 384 profesores que sustentaron las prueba en categorías como primarias, secundaria, educación indígena, preescolar, inglés, educación artística, entre otros, solo 781, es decir 23%, o dos de cada 10 profesores obtuvieron los mejores promedios.

Desde que fue emitida la convocatoria para el concurso a principios del año, la SEP federal y la estatal indicaron que para efecto de los resultados, no había una cantidad determinada de plazas a entregar, es decir, la convocatoria, como ha sido desde hace varios años atrás, aparece en el índice de plazas a ofertar, como “0”.

En redes sociales la dependencia de gobierno local, Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey), es cuestionada sobre cómo se hará la entrega de las plazas laborales, sin embargo por el momento no ha habido respuesta.

Los docentes esperan que a más tardar en septiembre se realice la entrega de las plazas laborales, antes de la entrada del nuevo gobierno estatal, y con ello la salida de los actuales funcionarios de la Segey.