MÉRIDA, Yuc.- Un grupo de maestros de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Yucatán denunció ante la Contraloría General del Gobierno del Estado al secretario general del sindicato de la Asociación del Personal Académico de la Uady (Apauady), Juan Antonio Pech Chan, por incurrir en presuntos actos de corrupción al negar el esclarecimiento del ejercicio de 3 millones 39 mil 868.52 pesos que la institución educativa entregó al organismo sindical desde septiembre de 2015 a la fecha.

El director del Instituto Estatal para el Combate a la Corrupción, que depende de la Contraloría General del Estado, Luis Aldana Burgos, declaró ayer que iniciará la investigación correspondiente para determinar si se derivan faltas administrativas cometidas por particulares, asimismo la configuración del delito de peculado y la promoción de una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado en contra del secretario general de la Apauady, Juan Antonio Pech.

La denuncia presentada ante la Contraloría General del Estado establece que, de acuerdo con información publicada en la página de transparencia de la Uady, de septiembre de 2015 al 30 de marzo de 2018 la Universidad entregó al actual secretario general de la Apauady, Juan Antonio Pech Chan, la cantidad de 3 millones 39 mil 868.52 pesos para actividades culturales deportivas y sociales de todos los miembros del sindicato.

Asimismo estipula que Pech Chan recibió dinero personalmente de la Uady y sin intermediarios, ya que firmó de puño y letra acuses de recibo por distintas cantidades que en total superan los 3 millones de pesos, y que de estos montos no informó a los integrantes del citado sindicato.

“Una vez enterados los afiliados sindicales, de los millones de pesos recibidos por Pech Chan se le pidió que informara con claridad el destino final de esos recursos recibidos, lo cual hasta la presente fecha no ha respondido con claridad, dando evasivas hasta el momento”, estipula la querella.

“Es importante señalar que a diferencia de otros sindicatos, en la Apauady no se han llevado a cabo actividades culturales, deportivas ni sociales que justifiquen el gasto de dichos recursos, de modo que ese dinero Pech Chan lo utilizó para otros fines que hasta la presente fecha no podido aclarar, por el contrario, ante el cuestionamiento de los afiliados sindicales, éste se limitó a decir mediante un documento marcado con el número 142/18 que el uso que le dio a todos esos millones fue para los siguientes conceptos”, agrega el documento.

En este sentido, el documento señala que el dirigente sindical dijo que invirtió más de 3 millones de pesos en apoyo a afiliados por el Día del Maestro, apoyo a delegados por el Día del Maestro; apoyo de gasolina y telefonía a delegados; apoyo de navidad a afiliados; apoyo de navidad a delegados; apoyos al desempeño para el personal administrativo y manual; mantenimiento y adquisición de bienes muebles; representación sindical externa; actividades sociales, y otros apoyos.

Ayer este rotativo informó que aunque en los últimos tres años recibió más de 3 millones de pesos en recursos públicos, el sindicato de la Asociación del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Yucatán (Apauady) promovió un amparo ante el Tribunal Superior de Justicia en contra del Instituto Estatal de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (Inaip) para evitar que sea fiscalizado en la ejecución del erario.

A su vez, la comisionada presidenta del Inaip, María Eugenia Sansores Ruz, aseguró que el órgano garante estatal le ha dado seguimiento a lo comunicado por el Tribunal Superior de Justicia del Estado y seguirá pendiente del proceso.

Sobre este tema, el director del Instituto Estatal para el Combate a la Corrupción, Luis Aldana, declaró que “estamos en el proceso de investigación sobre la denuncia presentada para armar el expediente y determinar lo conducente”.

Turbio pasado

Esta no es la primera vez que miembros del sindicato de la Asociación del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Yucatán (Apauady) tienen un conflicto con su secretario general.

El viernes 10 de julio de 2015, integrantes de la Apauady destituyeron a su secretario general, Carlos Zetina Moguel, y en su lugar nombraron a Juan Antonio Pech Chan como dirigente provisional, quien actualmente es señalado por presuntos actos de corrupción al frente del organismo.

Carlos Zetina fue acusado por falta de transparencia en el ejercicio de los recursos, por abuso de poder y por no defender los intereses de los trabajadores. En aquella sesión de la Apauady, Carlos Zetina Moguel huyó llevándose el libro de actas acompañado de tres miembros de su directiva con la intención de romper el quórum para evitar ser destituido; sin embargo, la asistencia requerida para llevar a cabo la asamblea se mantuvo.