Milenio Novedades

Mérida, Yuc.- El indígena yucateco Mario Uitz Arredondo habla un español entrecortado pero se comunica muy bien en inglés con los patrones canadienses de un apiario de Ontario, donde labora desde hace una década.

Originario de una comunidad indígena de Yucatán, casado y padre de familia, Mario es considerado parte de la familia canadiense que produce miel de abeja y comercializa abejas reina.

“Diario me pican las abejas, pero ya me acostumbré”, dijo a Notimex este campesino, quien ha aprendido todo el funcionamiento de los panales, bastidores y tambores de recolección de miel.

Mario lleva diez años trabajando en la granja Walker´s Honey, ubicada en Strathroy, Ontario, a 220 kilómetros al oeste de Toronto, y forma parte de los 25 mil 263 trabajadores agrícolas mexicanos que vienen cada año como parte del Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales México-Canadá (PTAT).

“Mario es un excelente trabajador, él maneja todos nuestros vehículos. La primera vez que llegó aquí le dije que quería que aprendiera a hacer todo el trabajo que yo hago aquí y aprendió rápidamente”, explicó Danny Walker, dueño de la granja.

Cada año, de marzo a noviembre, Mario llega a esta granja familiar donde es el único trabajador que viene del exterior.