Óscar Chan/Milenio Novedades

MÉRIDA, Yuc.- El crecimiento en el número de adultos mayores que no cuentan con una pensión en Yucatán está ligado al aumento en la falta de servicios de salud de calidad, atención social y desarrollo alimentario, en tanto que actualmente existen en la entidad poco más de 160 mil personas de la tercera edad, de los cuales solo 60 mil tienen una pensión fija, advirtió Ligia González Rivero, representante de los Jubilados de la CNTE.

González Rivero, representante de este organismo sindical, refirió que actualmente existen en el Estado más de 100 mil adultos mayores que no gozan de una pensión, por lo que muchos de ellos se encuentran en casas abandonadas, asilos o en las banquetas, a pesar de haber trabajado durante muchos años.

Entrevistada después de la presentación del taller “Problemas estructurales y desafíos inmediatos de las jubilaciones y pensiones”, que se impartirá este viernes a partir de las cuatro de la tarde en el salón de los telefonistas, abundó que un sólo un porcentaje de esa cifra recibe mil 100 pesos bimestrales como parte de las pensiones gubernamentales, aunque ello no es suficiente para cubrir los servicios de salud, alimentación y bienestar social.

En compañía de diferentes dirigentes de agrupaciones sociales y sindicatos de la entidad, lamentó que cientos de adultos mayores estén “condenados” a vivir en la pobreza y miseria a pesar de que durante años atrás hayan aportado mano de obra al Estado.

Denunció que el programa asistencial de pensiones que se te otorga a nivel nacional no cubre con las necesidades más apremiantes de una persona, que actualmente residen en la calle o en asilos, donde incluso a veces son maltratados.