Adán Escamilla/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Un ciclista fue atropellado y muerto ayer por la mañana en calles del fraccionamiento Paraíso Maya. El guiador que lo embistió iba a bordo de un Mini Cooper y tras el percance, aceleró y huyó del lugar, y posteriormente envió al sitio al representante de su aseguradora. El hoy occiso fue identificado como José Antonio N, de 36 años.

Sobre este trágico suceso se averiguó que el ciclista se habría metido de forma imprudente en el cruce de las calles 16-A y 9 de ese rumbo, en el norte de Mérida, motivo por el cual el guiador del Mini Cooper no logró detenerse a tiempo y lo impactó, haciéndolo volar hasta caer en el pavimento, falleciendo de forma instantánea. Acto seguido, el automovilista aceleró y escapó.

También te puede interesar: ¡Entérate! Obras desatan caos vial en salida a Progreso

Testigos de los hechos llamaron a las autoridades, llegando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública SSP que pidieron la presencia de paramédicos, pero cuando éstos llegaron sólo pudieron confirmar la muerte del ciclista, a quien presuntamente se identificó como José Antonio.

Tras ello, arribó personal del Servicio Médico Forense (Semefo) para levantar el cadáver, y curiosamente, mientras se esperaba a los forenses, llegó al sitio el representante de la aseguradora del Mini Cooper para responder por el guiador. Serán los peritos de tránsito quienes determinen quién tuvo la culpa, de acuerdo con datos preliminares, el representante de la aseguradora mencionaba que su cliente alegaba que el ciclista se metió en su camino y no pudo evitar atropellarlo.

Vehículo “fantasma” arrolla y provoca la muerte de otro ciclista, cerca de Kanxoc

Mientras, Gregorio N, de 59 años, originario de Kanxoc, y quien se dirigía a esa comisaría a bordo de su bicicleta después de asistir a la feria de Tixhualactún, fue atropellado y muerto por un vehículo “fantasma”.

El hoy occiso fue a divertirse en esa comisaria por el último día de festejo, pero al retirarse, por la oscuridad de la noche a lo mejor iba zingzagueando y al no tener luces su vehículo de dos ruedas, se apareció el automovilista que lo atropelló, falleciendo de manera instantánea.