Milenio Novedades
PETO, Yuc.- Tras una llamada de auxilio, policías municipales de Peto se trasladó a la comisaría de San Dionisio para detener a Carlos Canul Avilés, que 'enloqueció' y, sin razón aparente, mató gallinas y pavos de su mamá.

Familiares dijeron que Carlos estuvo embriagándose toda la tarde y al llegar a su hogar empezó a portarse grosero y altanero; luego fue al patio de su casa, donde de pronto empezó a dar alcance a las aves de traspatio para matarlas.

Después, el enajenado hombre metió a las gallinas y pavos muertos en una bolsa de plástico y los fue a tirar al monte para que no descubrieran su fechoría.

Los vecinos, molestos, llamaron a la policía, pues temían que Carlos se pusiera más agresivo y lesionara a alguna persona.

El sujeto fue arrestado y llevado a la cárcel pública de Peto para que pase 36 horas detenido.