Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A pesar de que llegó con dos horas de retraso, el testigo clave de la Fiscalía en el caso del homicidio de Emma Gabriela Molina Canto, el mecánico Fabián N, se presentó a declarar sobre este sonado caso.

El hombre ratificó que persiguió a los ahora acusados desde el lugar de los hechos hasta que abordaron un taxi, lo que fue primordial para el arresto de los sicarios tabasqueños Óscar Miguel N y Jonathan N.

Fabián es señalado por los fiscales como un testigo clave en este juicio, pues fue quien persiguió a los ahora acusados luego de que asesinaran a Emma Gabriela y escaparan abordando la unidad de Econotaxi con el número económico 007.

También te puede interesar: Encuentran culpable de abuso, al padrastro de la víctima

En su comparecencia ante el Tribunal Segundo de Juicio Oral y a preguntas de los fiscales, este testigo señaló que el 27 de marzo de 2017, poco después de las 3 de la tarde, en bicicleta fue a comprar en la tienda “La Guadalupana”, ubicada en la calle 39 por 28 del fraccionamiento San Luis, donde se percató de que los ahora acusados estaban a las puertas del negocio, pero cuando él se retiraba vio que estos individuos ya no estaban y fue cuando escuchó los gritos de una mujer pidiendo auxilio desde una casa de enfrente, ya que la querían matar.

El testigo vio salir del predio en cuestión a los ahora acusados, quienes corrieron sobre la calle 28, de modo que los persiguió hasta que éstos abordaron el taxi con número económico 007 y matrícula 4285- YSB para huir del lugar. Luego fue entrevistado por agentes de la SSP que llegaron al sitio del ataque, quienes lo llevaron hasta la calle 71 entre 70 y 68, donde estos sujetos ya estaban detenidos y los reconoció como a los que persiguió momentos antes.