Joel González/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La pianista japonesa multidisciplinaria y mundialmente conocida, Tomoko Mukaiyama, eligió la capital yucateca como residencia durante gran parte del año, ya que en esta ciudad ha encontrado una fuente inagotable de inspiración como compositora.

La artista ha logrado en Yucatán hacer todo lo que le gusta, como la danza, el teatro y artes visuales entre los que destacan vídeos y fotografías, ya que considera que en esta época no hay una línea definida de lo que se debe hacer.

La fiel representante del artista del siglo XXI, señaló en entrevista que el centro de su obra no es el piano como muchos piensan, sino la energía y el intercambio de la misma con el público, y que este a su vez, detona su instinto creativo, que es una respuesta íntimamente ligada a sus sensaciones inmediatas.

También te puede interesar: Ucú acogerá a la Escuela Nacional de Estudios Superiores

En cuanto a su estancia en Mérida, compartió que se siente como en casa porque se identifica con la mitología maya al ser originaria de un pequeño pueblo en Japón rodeado de naturaleza donde existen 800 dioses y muchas más ánimas.

Indicó que durante los cinco meses que pasará en Mérida no sólo se dedicará a componer sino que tratará de visibilizar su obra para que permee y pueda crear vínculos con la comunidad artística yucateca.

Finalmente dio a conocer que el día de hoy ofrecerá su última presentación del año en la Galería Lux Perpetua.