Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La capital yucateca está en posición de aportar más y mejores empleos como resultado del constante flujo de inversiones, el crecimiento económico y el desarrollo de la ciudad, lo que debe traducirse en mayor bienestar para las familias meridanas, señala Víctor Caballero Durán.

La apuesta está hecha y Mérida está en la mira de inversionistas que ven en la seguridad con que se vive en la capital yucateca, su posición geográfica estratégica, la conectividad, la infraestructura de servicios y la calidad de la mano de obra, una tierra fértil para los negocios, opina.

Recuerda que Yucatán, conforme a cifras del INEGI, cuenta con uno de los niveles más bajos de desempleo a nivel nacional, el cual en el primer trimestre alcanzó el 1.7 por ciento de la Población Económicamente Activa, lo que habla bien, dice, de las acciones de atracción de inversiones que permiten detonar los empleos.

La Asociación de Profesionales Inmobiliarios recientemente informó que Mérida es una de las cinco principales ciudades de México con mayores montos de inversión inmobiliaria, ya que para este año se prevén inversiones por más de dos mil millones de dólares en diversas obras, lo que es motivador en términos de más y mejores fuentes de trabajo, señala.

Según dicha asociación, añade, las inversiones se traducirán en la construcción de 39 mil viviendas en 62 desarrollos, áreas comerciales en 250 mil metros cuadrados, mientras que en el sector turismo se tiene previsto la construcción de 29 hoteles más con más de mil 900 habitaciones.

“De manera paralela, el fomento del emprendimiento y la capacitación laboral, además de la reducción de tramitología para la apertura de negocios permitirán dar un salto importante en materia de empleos y la reducción de la informalidad”, recalca Víctor Caballero Durán, hijo de una familia de comerciantes.

“El empleo representa el fundamento, la base de una mejor calidad de vida a la que aspiran las familias. Es de destacar que en los últimos cinco años se han creado en nuestro estado más de 67 mil empleos formales, lo que nos permite como entidad federativa figurar en los primeros lugares en el país con menor desempleo.

Por ello, podemos afirmar que la ciudad está en una coyuntura muy favorable para ofrecer oportunidades de empleo tanto en el norte como en el sur, de tal manera que podrá reducirse la brecha de desigualdad con el mejoramiento de ingresos y la calidad de vida de las familias meridanas, recalca.