Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El candidato del PRI al Ayuntamiento de Mérida, Víctor Caballero Durán, llamó a los ciudadanos a votar por los proyectos con sustento estratégico, por un alcalde con experiencia y perfil profesional y rechazar aquellos que desde la reelección sólo amenazan con “estancar” el futuro de los meridanos.

“Mérida, la ciudad del millón de habitantes, está consciente de que reelegir administraciones municipales que se han distinguido por malas prácticas, caprichos y privilegios para unos cuantos significaría apostar a más de lo mismo y un gran retroceso para la sociedad”, advirtió el aspirante a gobernar la capital del estado.

El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza (Panal) y Verde Ecologista (PVEM) aseguró que en esta elección hay dos posturas, la de Víctor Caballero que trae una visión de futuro rumbo a la Mérida del 2030 o la del candidato del PAN que promete regresar para cumplir lo que nunca cumplió.

“Lo que me queda claro es que la reelección no es buena para Mérida, lo señala el 80% de los meridanos. Están en contra ella, pues opinan que regresarán las malas prácticas, los caprichos, los intereses personales y un gobierno que solamente trabaja para unos cuantos”, recalcó en su encuentro con medios de comunicación.

Explicó que un aspirante que un día asevera que hay 500 mil habitantes y otro día declara en otro escenario que hay 800 mil, difícilmente podrá gobernar la Mérida actual del millón de habitantes, la cual demanda un cambio y un nuevo estilo de gobierno que tome en cuenta los retos actuales y futuros de esta urbe en crecimiento.

“En mi propuesta modernizaré el gobierno de Mérida para solucionar lo urgente y mirar al futuro. Con el Plan Mérida Mejor, que diseñamos con los ciudadanos, presentamos una estrategia de trabajo con siete ejes de gobierno, 32 grandes propuestas y 124 acciones para resolver los desafíos que tiene nuestra ciudad”, dijo Caballero Durán.

“La gente – comentó- me ha pedido cambiar las fórmulas de gobiernos del pasado que no han funcionado y lo haremos modernizando el Ayuntamiento y combatiendo la corrupción. Se acerca el momento de la elección más importante que ha tenido Mérida. La opción no es entre sur o norte, ni entre colores, es sobre el pasado contra el futuro”.