Milenio Novedades                                       

MÉRIDA, YUC.- La paz social, la tranquilidad y la estabilidad política en Yucatán son resultado del diálogo, el acuerdo y la concertación entre todos los actores de nuestra sociedad, de ahí que Yucatán y su ciudad capital, Mérida, sean referentes a nivel nacional de un efectivo ejercicio de la gobernanza, afirma Víctor Caballero Durán.

Como ex responsable de la política interior del estado en el puesto de secretario general de gobierno, afirma que en esta administración se ha promovido un efectivo diálogo y acuerdos con asociaciones emergentes, organizaciones sociales de ayuda, sindicatos, agrupaciones de ejidatarios y todo tipo de expresiones, incluso de particulares e individuales.

Con este amplio diálogo, de apertura a todos los actores de nuestra sociedad y con los acuerdos, es como todos hemos construido esta gobernanza que ha dado prestigio a nuestro estado de Yucatán en el escenario político y social de México.

Con este ejercicio de democracia inclusiva hemos de contribuir como ciudadanos a los acuerdos que permitan entre todos sentar las bases de la nueva Mérida que hemos de visualizar para los próximos 10, 20, 30 y 40 años, puntualiza.

"Estoy convencido de que en la democracia construiremos los cimientos de la Mérida del mañana. La base del crecimiento positivo de la ciudad ordenada y con visión de futuro reside en el diálogo, en la suma de voluntades de todos los actores que componen la sociedad", expresa.

"La Mérida del futuro la tenemos que construir con la opinión de todos, de tal forma que la divergencia y diversidad ideas enriquezcan el diálogo, ya que se trata de un proyecto que va más allá de una administración trianual y requiere de la más amplia participación de sus habitantes", afirma.

La idea es escuchar a la ciudadanía y hacerle partícipe de manera real en la toma de decisiones, recalca Víctor Caballero Durán, quien advierte que la ciudad no puede supeditarse a sólo administrar repitiendo fórmulas que, aunque positivas, ya no corresponden a las necesidades de una urbe en crecimiento como Mérida.

Es importante que ya no sólo nos sintamos satisfechos por una adecuada administración sino que optemos por un gobierno que dé respuesta a esas grandes incógnitas que nos depara el porvenir, recalca Caballero Durán, quien sostiene que el diálogo y la concertación es premisa de un gobierno con estabilidad social y política.