Luis Fuente
MÉRIDA, Yuc.- Una joven mujer se ahorcó en una casona abandonada en la calle 69 entre 36 y 38 del Centro de Mérida, presuntamente por problemas económicos y personales.

Esta persona trabajaba como mesera en un bar cercano al lugar de los hechos.

Se averiguó, que la mujer utilizaba para dormir un viejo predio el cual incluso tiene un letrero de “Se Vende”. Incluso el lugar carece de energía eléctrica.

Una vecina de esa calle, quien apoyaba a la joven llevándole comida, fue quien descubrió el cuerpo suspendido en una cuerda, por lo que solicitó los servicios de emergencia y en minutos llegó una ambulancia, sin embargo, los paramédicos sólo pudieron confirmar que la mujer estaba muerta.

Los vecinos se acercaron para saber lo que pasó con la mesera. 

Policías de la SSP acordonaron el área para preservar las evidencias y pidieron la intervención de la Fiscalía.

Detienen a taxista por el feminicidio de carretera a Maxcanú

Personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la FGE se presentó a efectuar el levantamiento del cadáver y demás diligencias legales.

La autopsia realizada por el Semefo determinó que la causa de la muerte fue asfixia por suspensión, de modo que la FGE descartó que este caso se trate de un asesinato o hecho delictivo.