MÉRIDA, Yucatán.- Pérdidas de hasta 60% al mes reportan molinos y tortillerías establecidas de Mérida, a consecuencia del crecimiento de expendios “piratas” que operan en la clandestinidad y bajo condiciones insalubres, informó la Cámara de la Industria de Producción de la Masa y la Tortilla de Yucatán (CIPMT).

Los negocios que antes vendían hasta mil pesos diarios, ahora sólo llegan a 400 pesos, reveló el dirigente de ese organismo, Luis Antonio Quijano López, quien dijo que en la capital yucateca operan unos mil 200 informales.

También te puede interesar: Promociones en los juegos mecánicos de la Feria Xmatkuil 2017

Indicó que molineros se instalaron sin los permisos pertinentes de las autoridades de Protección Civil, Secretaría de Salud, Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), sobre todo en la zona metropolitana de Mérida, que abarca también Umán y Kanasín.

Expresó que las afectaciones al sector son muy fuertes, puesto que sus ventas han caído estrepitosamente en lo que va del año, ante el crecimiento desmedido de los molinos clandestinos.