Luis Fuente/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Un “viene viene” identificado como Don Freddy fue hallado muerto la mañana de ayer, en el estacionamiento del restaurante “El Mesón de Brisas”, por lo que autoridades policiacas se movilizaron al lugar para verificar las causas, al final resultó que se trató de un fallecimiento patológico.

Alrededor de las ocho de la mañana, los empleados llegaron a este establecimiento, ubicado en la calle 22 entre 33 y 35, del fraccionamiento Brisas y se percataron de que el “viene viene” se encontraba tirado en el área de estacionamiento, se acercaron a ayudarlo y se percataron que no encontraba dormido, por lo que al no lograr que reaccionara, solicitaron los servicios de emergencia.

También te puede interesar: Buscan contrarrestar obesidad y diabetes con productos orgánicos

Al lugar llegaron paramédicos, quienes confirmaron que el septuagenario había muerto y solicitaron la intervención de las autoridades judiciales.

Personal del Ministerio Público y Servicios Periciales se presentó a efectuar el levantamiento del cadáver, identificado como Don Freddy y de alrededor de 70 años de edad.

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense (Semefo) determinó que la causa de la muerte fue un infarto al miocardio. El cuerpo no presentaba lesiones.

Ciclista ebrio quiso ganarle el paso a camioneta y perdió

Con fractura en cadera, brazo y pierna terminó un ciclista en estado de ebriedad, al ser atropellado por una camioneta, en periférico.

Un joven a bordo de su bicicleta de montaña intento cruzar el periférico pero fue alcanzado por una camioneta y aventado por los aires. Terminó bañado en sangre.

Los hechos ocurrieron en el kilómetro 19 +500 del periférico, cuando el joven con su bicicleta tipo montaña intento cruzar del carril interior al carril exterior del periférico sin precaución.

No se percató de que transitaba una camioneta placas YWE390-E, que lo alcanzó y le pegó aventándolo varios metros por los aires hasta caer sobre la malla que va a la hondonada y que divide los carriles de la avenida.

Tras la caída, el joven se rompió toda la cabeza, acabo bañado en sangre con fractura en cadera, brazo y pierna. Al lugar arribaron paramédicos de la Cruz Roja que de inmediato le dieron los primeros auxilios, lo estabilizaron y lo trasladaron al hospital.