Milenio Novedades
CANSAHCAB, Yuc.- Tras olvidar sus llaves, Jaime G. L. C., de 44 años de edad, falleció de una manera poco común, luego de cortase las venas con los vidrios rotos de una ventana por donde intentó ingresar a su hogar, en Cansahcab.

Según los hechos, alrededor de la 1:00 de la mañana de este martes, al predio marcado con el no. 92 B de la calle 12 por 17 y 19 de esa población arribó Jaime, presuntamente en estado de ebriedad, quien al intentar ingresar a su hogar se dio cuenta que había extraviado las llaves, por lo que tomó una piedra y rompió el cristal de la ventana, lugar por donde metió su brazo para intentar alcanzar la cerradura y así ingresar a su domicilio.

Pero debido a su estado de ebriedad, Jaime se cortó el antebrazo con un vidrio roto, cercenándose la vena basilica y la arteria braquial, partes importantes del sistema circulación, lo que le ocasionó una hemorragia imparable.

El señor intentó salir de su hogar y solicitar auxilio a un vecino, pero antes cayó al suelo desfallecido, donde se terminó de desangrar y finalmente murió.

Alrededor de la 1:30 al predio arribó su hijo, el cual descubrió a su padre tirado a escasos metros de la puerta del hogar, por lo que pidió auxilio a policías municipales que poco pudieron hacer, pues el sujeto ya había muerto desangrado.