Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Herculano Uitz, de 70 años de edad, fue encontrado muerto en el interior de un pozo de su domicilio que se encuentra por el rumbo de la capilla de San Dieguito, en el municipio de Tekantó.

El macabro hallazgo lo hizo uno de sus hijos, quien dio aviso a las autoridades municipales.

Al señor Uitz se le vio con vida la tarde del pasado lunes y en los días subsecuentes ya no se le volvió a ver, pero a los hijos no se les hizo raro, ya que era normal que se perdiera por días debido a que padecía de alcoholismo.

Sin embargo, el miércoles uno de sus hijos le llevó comida y se la dejó sobre una pequeña mesa. Este jueves, justo a las 10 de la mañana, acudió a ver si ya había retornado su progenitor, pero al checar la comida se dio cuenta que estaba intacta, por lo que salió al patio del predio y, al asomarse al pozo, descubrió el cuerpo de su papá en estado de descomposición.

Se cree que el ahora fallecido, por su estado de ebriedad, se cayó a la oquedad, ahogándose.

Al lugar acudieron elementos de la Policía Municipal y de la FGE para las averiguaciones sobre este lamentable deceso.