José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Aunado al brote de influenza que ya presenta tintes de epidemia en Yucatán, esta semana reapareció el virus de Zika con los tres primeros contagios del año, uno de ellos corresponde a una mujer embarazada.

Antes de estos, el último caso de zika reportado en Yucatán de manera oficial se registró en la semana epidemiológica 31, que comprendió del 30 de julio al 5 de agosto de 2017. Desde ese entonces el estado se encontraba libre de casos de esta enfermedad, transmitida por el mosco aedes aegypti.

En la última semana epidemiológica (con corte al 14 de julio) reportada por la Secretaría de Salud Federal se dieron a conocer los primeros tres casos de infección por el virus de zika, de estos uno corresponde al sexo masculino y dos al sexo femenino.

También te puede interesar: Siguen en aumento casos de hepatitis A en Yucatán

Respecto a las dos mujeres infectadas, una contrajo la enfermedad durante el embarazo. El año pasado, en la misma fecha se reportaban 12 casos del padecimiento. Al concluir 2017, el total de casos fue de 15 (tres hombres y 12 mujeres, de estas nueve se infectaron estando embarazadas).

Desde que inició la vigilancia epidemiológica de zika, fecha en la que emergió la enfermedad en Yucatán, a finales de 2015, se han confirmado mil 302 casos, de los cuales 925 corresponden a mujeres que contrajeron la infección estando embarazadas.

La fumigación es importante para contrarrestar los brotes del mosquito.

Especialistas estiman que para las siguientes semanas incrementarán los casos de zika, al igual que los de dengue, enfermedad de la cual extraoficialmente ya hay casos reportados, pero no confirmados por las autoridades de salud.

Riesgos en embarazadas 

Como hemos informado, la infección por el virus de zika durante el primer trimestre del embarazo es potencialmente peligrosa para el producto, ya que el virus cuenta con la capacidad de traspasar la pared placentaria y ocasionar al feto daños en el sistema nervioso central que derivan en malformaciones. Entre las más común está la microcefalia, de la cual se ha reportado un caso en el estado, relacionado con el mosco aedes aegypti.

La microcefalia, se presenta cuando el tamaño de la cabeza del bebé es más pequeño de lo esperado, en comparación con el tamaño de la cabeza de bebés de la misma edad y sexo.

Los bebés con microcefalia con frecuencia tienen un cerebro más pequeño que podría no haberse desarrollado adecuadamente a causa de la infección por zika.

También se ha asociado a la infección con defectos oculares, pérdida de audición y trastornos de crecimiento en los bebés.

Síntomas 

El cuadro clínico de zika es similar a la fiebre del dengue y es generalmente leve, de 4 a 7 días de duración. Los síntomas de la infección pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, conjuntivitis, exantema, mialgia y artralgia.

Otros síntomas menos comunes reportados incluyen: anorexia, diarrea, estreñimiento, dolor abdominal y mareos.

Para prevenir la infección por el virus del zika en especial en mujeres embarazadas, se recomienda utilizar ropa de manga larga y pantalones;  aplicarse repelente para moscos recomendado por las autoridades de salud; lavar los recipientes en los que se guarda agua y taparlos; voltear cubetas y botellas, y tirar lo que no se utilice y pueda acumular agua; mantener puertas y ventanas cerradas o con protección con mosquiteros y  utilizar pabellones para dormir.