Martín González/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El antojo de un caimito casi le cuesta la vida a una mujer que ayer por la tarde sufrió fuerte descarga eléctrica en su hogar, ubicado en la colonia Petcanché.

Actualmente se encuentra en estado “grave”, tras intentar bajar el fruto de un árbol de su patio, apoyada de la barda y de un artículo conocido como “bajador”, fabricado de madera y metal. Sin embargo este último chocó en un cable de tensión media, propociando la descarga de energía.

Un familiar que intentó ayudarla, también resultó electrocutado, pero este con una descarga menor. La mujer se debate entre la vida y la muerte, hospitalizada en una clínica particular.

También te puede interesar: 'Calorcito' calentará Yucatán este domingo

Los hechos ocurrieron la tarde de ayer en un domicilio de la calle 39 por 16 y 18 de Petcanché, a esta señora se le antojó comer caimitos de su árbol, y se dispuso a bajarlos.

Vecinos que aseguraron haber visto lo sucedido, dijeron que la mujer se subió a la barda de su casa y ayudada con un bajador, comenzó a recolectar los frutos.

El destino le jugó una mala pasada, pues en la maniobra por tratar de alcanzar los caimitos, el "bajador" pegó con unos cables de tensión media y la mujer se electrocutó.

De acuerdo con información preliminar se conoce que la víctima quedó pegada, por lo que un pariente intentó ayudarla, pero también sufrió una descarga eléctrica.

Tras reportar el incidente al lugar llegaron paramédicos que lograron estabilizar a la mujer, pese a que testigos la creyeron muerta. Fue trasladada a una clínica particular para su inmediata atención. El hombre lesionado también fue llevado al nosocomio.