Patricia Itzá/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En los procesos electorales, son más las “mujeres que no se ven”, que las que participan como candidatas, sin embargo “tras bambalinas” realizan el proselitismo, hacen visitas domiciliarias, colocan propaganda y reclutan a la ciudadanía para los mítines, explicó Leticia Paredes Guerrero, responsable del programa institucional, de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady).

No a todas las mujeres dentro de un partido político se les brindan herramientas para competir por un puesto de elección popular, “por lo que se generan divisiones, porque hay quienes pueden contender y las que solamente realizan el trabajo proselitista”, dijo.

También te puede interesar: Anuncian la Fiesta del Globo en Xmatkuil, este sábado

Muchas de las mujeres que participan en las contiendas toman esas actividades como una más, después de realizar sus labores domésticas o trabajar, se hacen un tiempo para participar en ellas, “pero no se reconocen, porque en muchas ocasiones son menospreciadas, al pensar que lo deben de hacer por el simple hecho de ser mujer”.

“Dentro de la política, las mujeres están en su mayoría en aquellos espacios que reproduzcan roles de género, como acudir a un mitin con sus familiares o sus hijos, cocinar para el candidato o el personal de la campaña, haciendo una extensión de lo que normalmente hacen en sus casas”, señaló.