Gerardo Keb/Milenio Novedades
PROGRESO, Yucatán.- Con el mega operativo de limpieza en calles de Progreso que se realizó durante el pasado fin de semana se lograron recoger aproximadamente 450 toneladas de desechos, consiguiendo que más del 80 por ciento de los habitantes del municipio respetaran el no arrojar su basura en las esquinas.

Durante los tres días, más de 180 personas se unieron a los trabajos de recoja de basura en el puerto, en los que participaron los sindicatos de tamboreros de Progreso, el Sindicato Único de Recolectores de Basura y personal municipal, así como agrupaciones de voluntarios.

Tras dichas labores, ayer el puerto lució un 80 por ciento más limpio en comparación con días anteriores, logrando que gran parte de las esquinas que desde hace algunos años lucían llenas de basura quedaran limpias y fueran respetadas por parte de los habitantes.

Diez inspectores podrán sancionar con multas de hasta dos mil 200 pesos a quien sea sorprendido arrojando desechos en las calles.

Desafortunadamente, parte de la población, principalmente de las calles 35,37 y 38, se resisten a acatar las disposiciones de no tirar desperdicios en las esquinas, por lo que algunos lugares tuvieron presencia de desechos, mismos que fueron retirados, según dio a conocer el director de Servicios Públicos y Ecología, Karim Dib López.

Ante esto, Dib López comentó que se buscará sancionar a todo aquel que sea sorprendido arrojando desperdicios en estos sitios, por lo que las zonas que ayer amanecieron con desechos en sus esquinas serán consideradas puntos rojos para poner especial atención en tales lugares.

Indicó que se dispondrá de cerca de 10 inspectores para recorrer las calles del puerto y así evitar dichas acciones, los cuales estarán facultados para poder sancionar con multas de hasta dos mil 200 pesos a quien sea sorprendido arrojando desechos en las calles.