Óscar Chan/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En lo que resta de esta administración estatal no habrá aumento a las tarifas del transporte público, que actualmente están en tres pesos para la tarifa social y ocho pesos para los adultos, a pesar que se continúa en una mesa de diálogo con los concesionarios que brindan este servicio, aseguró la Dirección de Transporte del Estado de Yucatán (DTEY).

Entrevistado sobre el tema, el titular de la DTEY, Humberto Hevia Jiménez, reconoció que ha habido un acercamiento con los prestadores de este servicio en la ciudad, con la finalidad de llegar a un acuerdo y buscar alternativas que eviten incrementar las tarifas.

“Siempre hemos sido claro en el tema, por supuesto que la solicitud del incremento de la tarifa se da, es parte de una necesidad que los concesionarios nos han presentado ante el incremento del diésel e insumos, pero también se solidarizan y las tarifas siguen permanentes como las que hoy tenemos”, aseguró.

El funcionario estatal destacó que en cuanto al subsidio, la DTEY ha otorgado un 20 por ciento adicional al precio total de cada unidad que se han entregado a los concesionarios, además de los seis millones de pesos mensuales que reciben habitualmente.

Refirió que actualmente la dependencia se enfoca en la instalación de cámaras de video en las unidades, a fin de tener un mayor control del servicio y evitar sucesos inaceptables entre los operadores, como el caso de dos choferes que se pelearon en una unidad Situr.

Hevia Jiménez aseveró que cerca del 80 por ciento de las unidades que circulan por la ciudad ya cuentan con cámaras, tomando en consideración que el parque vehicular es de más de mil 200 unidades.

¡Ojo! Ofrecen empleos con sueldos de hasta 18 mil pesos

Por su parte, la secretaria General de Gobierno, Martha Góngora Sánchez, indicó que el Ejecutivo estatal trabaja sobre lo prioritario, que para los usuarios son las unidades y la capacitación de los choferes.

Unidades viejas

La DTEY indicó que tanto el Gobierno como los concesionarios se concentran en la sustitución de las unidades antiguas en las rutas que presentan mayores necesidades.