Mérida, Yuc.- Al ser cuestionado sobre el tema del desabasto de la vacuna contra la hepatitis B, el Secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, dijo que no existe tal situación y mencionó que esta vacuna “no es de aplicación masiva, solo es para un grupo de personas. Es al personal de Salud al que se le tiene que poner, porque siempre están en riesgo de contraer esa enfermedad”, expresó.

“Cuando llega el recurso, que ahora sí lo hay, la vacuna se compra y no solo ésta, sino todos los demás biológicos”, aseguró el titular de Salud estatal.

De acuerdo con especialistas, el desabasto de la vacuna contra la hepatitis B en clínicas y hospitales del Sector Salud en Yucatán que prevalece desde mediados del año pasado, podría generar que los recién nacidos contraigan esta enfermedad, cuando es prevenible en la actualidad.

La falta del biológico impactaría a los más de 4 mil bebés que nacen cada mes en el Estado, quienes salen del hospital sin la vacuna, la primera que deben recibir antes de su egreso junto con la BCG (tuberculosis).

Como la vacuna escasea desde agosto del año pasado, muchos bebés que ya debieran haber completado el esquema de vacunación contra hepatitis B –se aplica al nacer, a los 2, 4 y 6 meses de edad–, se encuentran desprotegidos.