Redacción/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Una niña al hablar por el teléfono celular de su madre, logró que su padre I. R. C fuera detenido por la policía cuando golpeaba a su mamá que se encuentra embarazada.

Al estar ante la juez de control Suemy del Rosario Lizama Sánchez, I. R. C fue imputado por el delito de violencia familiar.

Durante la audiencia, se decretó como legal la detención del sujeto, se formuló imputación y se solicitó la vinculación a proceso, estipulando este mismo mes para este procedimiento.

También te puede interesar: Asaltante se convierte en homicida por 100 pesos y un celular

Como medida cautelar, se le impuso prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso.

Fue denunciado por C. A. O. P., luego de que los días 19 y 20 de agosto el sujeto insultó y golpeó a su pareja, a pesar de que se encuentra embarazada, sin embargo la hija de ambos tomó el celular de su madre y habló al 911 pidiendo auxilio.

Mujer embarazada fue asfixiada con una bolsa, en Kanasín

Un par de niños que jugaban agua a la puerta de su casa llamó la atención de los vecinos porque hacía rato que estaban ahí sin la presencia de su madre, y eso hizo que estos averiguaran y descubrieran el cuerpo inerte de la progenitora de los pequeños en el interior de un predio del fraccionamiento Pedregales II CTM de Kanasín.

La tarde de este jueves, los colonos de esa zona vieron a un niño de 4 años y a una niña de 2 que llevaban buen rato jugando con la manguera, por lo que se acercaron a la casa marcada con el No. 140 de la calle 39 entre 14 y 16 para ver si todo estaba bien.

Al preguntarle a los infantes por su mamá, ellos comentaron que se encontraba adentro, así que los vecinos acecharon y vieron a la joven madre, con siete meses de embarazo, tirada en el piso; entraron para intentar ayudarla, pues pensaron que tal vez se había sentido mal, pero descubrieron que ya no respiraba.

Asustados, llamaron al número de emergencia 911 para pedir ayuda mientras que uno de ellos se llevaba a los menores a su casa en lo que llegaban sus familiares. Al lugar se presentaron policías municipales, estatales y personal de la Fiscalía General del Estado.