MÉRIDA, Yuc.- La travesura de un niño de 3 años que se metió a una secadora de ropa y quedó atrapado, movilizó en la tarde de este martes a policías, paramédicos y bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para liberarlo sano y salvo.

Estos hechos, que parecen una escena de una película, sucedieron en una casa de la calle 46G entre 115 y 117 de Cinco Colonias, en el sur de Mérida, cuando el menor se metió a la secadora de ropa y quedó atrapado.

La madre se dio cuenta de lo sucedido cerca de 20 minutos después, al notar la desaparición de su vástago y al buscarlo por la casa lo halló en el interior del electrodoméstico, pero la señora tampoco pudo sacar al infante y decidió entonces avisar al número de emergencias 911.

Al lugar llegó una unidad de la Dirección de Siniestros y Rescates de la SSP, cuyo personal logró liberar al niño, quien fue valorado por paramédicos de la propia Policía estatal, quienes determinaron que el menor estaba bien de salud y no era necesario su traslado a un hospital.