MÉRIDA, Yuc.- La directora de la Federación Nacional de Diabetes, Gisela Ayala Téllez, indicó que urge que en los planes de educación desde nivel básico hasta profesional se enseñe a comer a los niños y jóvenes, debido a que lo problemas de salud como la hipertensión y diabetes se pueden evitar si se come las porciones adecuadas “ya que no hay ningún alimento prohibido”.

En la última semana la Secretaría de Salud ha detectado 113 casos nuevos de diabetes tipo II en el Estado, en comparación con 2017 se han registrado 174 casos más en el mismo periodo de tiempo, por lo que este año hay 2 mil 353 y el pasado fueron 2 mil 527.

También te puede interesar: Este lunes inauguran el nuevo Hospital Materno Infantil de Mérida

La también periodista informó que en la alimentación hay raciones recomendadas, por lo que el buen comer no se trata de prohibir que no se ingieran ciertos alimentos, sino saber cuánto se tiene que ingerir.

“A las personas normalmente cuando se le prohíbe algo, más insisten en hacerlo; lo mismo pasa con la comida, por eso los nutriólogos se deben enfocar, en mostrarle a los niños principalmente cómo deben integrar todos los alimentos en su nutrición sin que eso tenga consecuencias negativas, además de ello se le suma actividad física, los jóvenes no estarían sufriendo que a temprana edad se les presenten enfermedades crónicas como la diabetes tipo uno”, expresó.