Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Durante la supervisión de dos obras, el Distribuidor Vial Salida a Puerto Progreso y el Entronque a Desnivel Baca, donde se invertirán 251.8 millones de pesos en conjunto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, destacó que en Yucatán se ejercen en esta administración federal recursos por más de 16 mil millones de pesos para impulsar su desarrollo y contribuir a elevar la calidad de vida de las familias yucatecas.

Ante el gobernador de la entidad, el titular de la SCT anunció obras de mantenimiento y conservación del Puente Yucalpetén de la carretera Mérida-Progreso, en los que se destinarán 13 millones de pesos.

(Jorge Acosta/SIPSE)

Será el 15 de agosto cuando el distribuidor vial de la salida a Progreso sea inaugurado

Además, para mantener en óptimas condiciones en los próximos 10 años la carretera Mérida-Campeche, a través del esquema de Asociación Público-Privada, se autorizaron cuatro mil 400 millones de pesos adicionales en obras de conservación.

El titular de la SCT subrayó que los trabajos en Yucatán eran impostergables, una demanda de la población, particularmente para brindarle seguridad en el tránsito, en una región que muestra constante desarrollo económico y tecnológico y genera empleo.

Apertura en agosto

El secretario de Comunicaciones y Transportes afirmó que las obras serán puestas en operación en el mes de agosto de este año.

Por su parte, el gobernador de Yucatán reconoció el valor de las obras, porque transitar por esas vialidades, particularmente el Distribuidor Vial Salida a Progreso que comunica con el Periférico de 52 kilómetros, ya era un peligro, además de que los trabajos de esta infraestructura permitirá a la región su modernización en un ambiente de crecimiento.

Agradeció el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto por la realización de estas vialidades.

Las obras 

El Distribuidor Vial Salida a Progreso, que se realiza con inversión de 150.4 millones de pesos, eliminará los puntos de conflicto que se originan por la reducción de 3 a 2 carriles en la troncal; erradicará los puntos de conflicto por reducción de carriles al acceso a las estructuras, al ampliarlas de 2 a 4 carriles; y reducirá a 10 minutos el tiempo de recorrido al pasar de 15 a 5 minutos.

Asimismo, dará servicio a más de 900 mil habitantes de los municipios de Mérida y Progreso, generando en la zona 150 empleos directos y 450 indirectos.

El distribuidor de salida a Progreso visto desde las alturas.

Los trabajos consisten en incrementar de 2 a 4 carriles de circulación en cada cuerpo, pasando de 9.50 metros de ancho a 17.50 metros el ancho de corona de las dos estructuras existentes, para alojar 3 carriles de 3.50 metros cada uno, un carril de incorporación y desincorporación de las gazas de 3.50 metros, y acotamientos de 2.50 metros y 1.0 metros.

 Hasta el momento la obra lleva el 75% de avance.

Aumentar la longitud de cada estructura de 23 a 29 metros para permitir un carril de incorporación en la parte inferior de la estructura; incrementar de 2 a 3 carriles los terraplenes de ascenso y descenso de cada estructura.

Así como corregir el alineamiento vertical de la estructura para adecuar el punto de inflexión de la curva vertical; y ampliar la longitud de las 3 a desnivel.

Por su parte, el Entronque a Desnivel Baca dará servicio a más de 400 mil habitantes de los municipios Baca, Mérida, Motul, Mocochá, Conkal, Cholul, Tizimín, Dzemul, Yaxkukul y Tixkuncheil, tendrá un tránsito diario promedio anual de 7 mil 600 vehículos.

La obra hará más eficientes los servicios de transporte, comercial e industrial, promoviendo un mayor intercambio comercial con el resto de la entidad. Generará 102 empleos directos 306 empleos indirectos.

(Jorge Acosta/SIPSE)