Patricia Itzá/SIPSE

Mérida, Yuc.- Al finalizar los peritajes realizados por la Fiscalía General del Estado (FGE) en el complejo denominado “Paseo 60”, tras el derrumbe de siete pisos en donde murieron cinco trabajadores, se determinó que existe un hecho delictivo, por el que operador de la grúa sería acusado en los próximos días de homicidio cometido por culpa, por lo que se empezaría un proceso para determinar la sanción correspondiente.

Después de este trámite se espera comience el proceso de judicialización de la carpeta de investigación, por lo que se iniciará un proceso ante los tribunales, y se espera un acuerdo entre las partes involucradas para que el presunto responsable no pise la cárcel.

Como sería procesado bajo el cargo de homicidio cometido por culpa, es decir que no quiso ocasionar el siniestro que derivó en la muerte de personas, es probable que le sea impuesta una fianza y/o brazalete de seguridad para seguir un proceso en libertad, porque no evadió la justicia como en un primer momento se había dicho.

Aún no se ha determinado la fecha para que este proceso inicie, sin embargo, la Fiscalía General del Estado informó que después de que concluyan los peritajes se comenzaría los siguientes procesos.

Como informamos, después del derrumbe el operador de la grúa se presentó a declarar acompañado de los abogados de la empresa encargada de la obra, en donde aceptó su culpa de haber hecho una mala maniobra, lo que derivó de la caída de los siete pisos de uno de los edificios que en el lugar se construyen.