Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc- Con el pago de 10 mil pesos y la promesa de ser una "buena persona", antes de ser imputado por el delito de violencia familiar, Juan I. V. R. fue perdonado por su esposa por haberla golpeado.

La juez de control Blanca Beatriz Bonilla González le dio el visto bueno al acuerdo al que llegaron el detenido y Laura N.

Cabe indicar que la audiencia de control de la detención fue suspendida para dar lugar a la petición de la querellante de llevar a cabo la diligencia de reparación del daño y perdón.

Antes, la víctima y su asesor jurídico entablaron pláticas con el defensor particular del detenido y llegaron a un arreglo satisfactorio.

La Fiscalía General del Estado otorgó la asesoría correspondiente a la mujer, para que conociera todos los alcances que tiene la figura jurídica que ejercía.

Los hechos ocurrieron el pasado 11 de diciembre, cuando aproximadamente a las 02:30 horas la víctima se encontraba en su domicilio y el imputado llegó en estado de ebriedad, por lo que al verlo así la mujer se encerró en una habitación.Juan I. V. R. entró al cuarto y la abofeteo, para luego empujarla y patearla.

Atropella, mata y arrastra a 'abuelito' por una calle entera

Como pudo, la mujer salió del cuarto y el imputado le dijo que se fuera de la casa, por lo que empezó a empacar; lo anterior molestó al sujeto, quien le arrebató la maleta y la abofeteó de nueva cuenta.

La mujer logró salir y dio parte a las autoridades, que detuvieron al agresor.