Milenio Novedades

MÉRIDA, Yuc.- La responsabilidad de educar en temas como educación sexual y ética, así como elegir el modo de abordarlos corresponde a los padres de familia, incluso se señala en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, afirmó Gerardo Pineda Martínez, presidente del comité Yucatán de la Unión Nacional de Padres de Familia, quien aseguró que a pesar de lo anterior, la Secretaría de Educación Pública no lo hizo así en la elaboración de libros de texto por lo que en todo el país se inició un movimiento para que cambie esta situación, 

Tal y como se hizo de manera simultánea en el país, la Unión Nacional de Padres de Familia con la participación del Frente Nacional por la Familia entregó a la SEP 13 mil firmas, cada una con su respectivo domicilio y código postal, de la campaña. Los documentos fueron recibidos por Wílbert Chi Góngora, delegado en Yucatán de la SEP.

Poco antes de entrar a entrevistarse con el funcionario federal, Gerardo Pineda Martínez, presidente del comité Yucatán de la Unión Nacional de Padres de Familia, y Víctor Pinto Brito, titular en la entidad del Frente Nacional por las Familias, entre otros, señalaron que los libros de texto de primero de secundaria de Biología y de Formación Cívica y Ética fueron desarrollados sin tomar en cuenta a los padres de familia que son los principales educadores de sus hijos.

Pineda Martínez enfatizó que reconocen positivamente varios puntos de las pautas ofrecidas por la SEP para la realización de los contenidos de libros de texto, como la reflexión sobre los beneficios de esperar antes de iniciar la actividad sexual y conocer los riesgos de las enfermedades de transmisión sexual.

También ven algunos puntos para la reflexión honesta, crítica y profunda como la manera de afrontar la educación sexual en temas sensibles para las familias, la ausencia de cualquier consideración hacia los padres, la desconexión entre los ámbitos orgánicos, emocional y social de la sexualidad, la ausencia de contenidos sobre el tema dentro de una relación estable y significativa que sea base de una familia, así como de temas relacionados con la paternidad y maternidad dentro de un proyecto de vida.