Mérida, Yuc.- El precio de pescados y mariscos se podría incrementar hasta 10 por ciento esta semana luego de los ajustes que se han realizado al inicio del año por la liberación del precio de los combustibles, además por acercarse la temporada de Cuaresma cuando más personas consumen este alimento.

Expendedores de pescado y mariscos del mercado “Lucas de Galvez” adelantaron del aumento inminente de los precios, mientras que la Conapesca reconoció que las alzas al combustible impactan fuertemente en el sector.

José Luis Can Osorio, uno de los dirigentes de los expendedores de pescados y mariscos, aseveró que el alza de combustible originó el ajuste de precio de sus proveedores por lo que los costos del producto a los consumidores finales se tendrá que modificar estos días.

Adelantó que en los últimos días de diciembre y en la primera semana de este año aún se conservan los precios de 2017 puesto que la demanda del producto no fue muy elevada.

En tanto, el subdelegado de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), Luis Ernesto Martínez Ordaz, reconoció que los incrementos al precio de los combustibles podrían afectar al sector pesquero.

Explicó que al arranque del año las ganancias por sus productos podrían “amortiguar” esos gastos, aunque por poco tiempo. 

“Los pescadores se mueven con diésel marino, la gasolina ribereña como se le conoce, al incrementar cualquiera de estos combustibles se le dificultará su trabajo a los hombres de mar”, comentó.

El funcionario federal dijo que el precio que alcanza el pulpo que se captura en la entidad es una ventaja ya que podría “compensar” los gastos generados por el alza al diésel.