José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- La celebración del Restaurant Week 2018, programada para inaugurarse el próximo 24 de septiembre, se encuentra en peligro debido a que el Ayuntamiento de Mérida no ha aportado los recursos que le corresponden como principal patrocinador. A la Comuna le corresponde aportar cerca de 450 mil pesos para la tercera edición de este evento.

Según se pudo averiguar, los otros dos patrocinadores (una empresa cervecera y una refresquera), ya han aportado aproximadamente 300 mil pesos cada uno para la realización de la muestra gastronómica.

Como se informó en su oportunidad, el Mérida Restaurant Week que habitualmente se lleva a cabo en marzo, este año se aplazó para el mes de septiembre debido al proceso electoral.

El evento congrega entre 600 y 800 personas y es un impulsor económico para el sector restaurantero ya que en las anteriores ediciones ha dejado una derrama de entre 70 y 90 millones de pesos. Los asistentes pueden elegir entre más de 250 opciones en cocina tradicional, italiana, japonesa, libanesa, americana, alemana, mexicana, yucateca, china y gourmet.

Los establecimientos ofrecen durante el evento, un menú especial con lo más representativo de su cocina a un precio muy por debajo de lo normal. El año pasado, el precio del menú especial fue de 119 pesos por platillo.

En la segunda edición, realizada del 13 al 19 de marzo del año pasado se registraron ventas por 90 millones de pesos, lo que representó un incremento de 50 por ciento, con respecto a 2016.

En cuanto al número de personas que visitó algunos de los 300 restaurantes, fueron aproximadamente 840 mil. En este rubro el incremento con respecto a la edición anterior fue de 26% por ciento.

Idea mundial

De acuerdo con el portal en internet del evento, en diversas ciudades del mundo, desde años atrás, el Restaurant Week se ha convertido en espacio de tiempo donde los restaurantes ofrecen a precios muy especiales lo mejor de su cocina. Esto da la oportunidad a los habitantes de esas ciudades de conocer nuevos restaurantes y ampliar así su selección de opciones para futuras ocasiones. Ha sido tal el éxito de este evento que cada vez son más las ciudades que organizan este evento.

El fin del festival no solamente es aumentar las ventas, sino que cada vez más gente pueda conocer los restaurantes que participan. El programa se ha realizado en otras ciudades del mundo como Nueva York, Barcelona, Shanghai, Florencia, Sao Paulo, Toronto y San Diego California, por mencionar algunos.