Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, YUC.- Un tribunal federal sentenció a ocho meses de prisión a dos sujetos depredadores de las especies en veda pulpo rojo, mero rojo y pepino de mar, pero tienen derecho a la libertad condicional; sin embargo, para ello primero deben pagar cerca de 300 mil pesos por reparación del daño a la biodiversidad.

La condena tan baja fue porque estos dos pescadores ilegales se acogieron a un procedimiento abreviado al llegar a un acuerdo con los fiscales federales para aceptar su responsabilidad en los hechos que se les imputan y, a cambio, recibir una sanción corporal mínima.

Por ello, el juzgado segundo de distrito especializado en el sistema penal acusatorio sentenció a a cada uno de los dos acusados a ocho meses dos días de prisión, por el delito contra la biodiversidad, en la modalidad de transporte de ejemplares de las especies acuáticas declaradas en veda Epinephelus morio, conocida como mero rojo, y Octopus maya, conocido como pulpo rojo, así como al pago de una multa 68,225 y 72 mil pesos.

Ladrones de lancha

En audiencia realizada en el Juzgado Tercero de Control del Primer Distrito Judicial fueron vinculados a proceso R.D.E., J.R.L.M., J.C.D.E. y P.M.P. por su presunta participación en el delito de robo cometido en pandilla, denunciado tras los hechos ocurridos el pasado 2 de agosto en Progreso.

Los indiciados presuntamente se apoderaron de una lancha propiedad del denunciante e intentaron darse a la fuga, pero fueron detenidos por elementos de la SSP, quienes los turnaron ante la Fiscalía para definir su situación jurídica.