Candelario Robles/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El problema del tráfico ilegal de gasolinas en el Estado todavía no está acentuado, por lo que las autoridades están a tiempo de blindar a la entidad de este problema que lacera a la sociedad y afecta la economía de las empresas formales, aseveró el gerente de la primera franquicia mexicana de estaciones de servicios de combustibles, Luis Medina Soberanis.

Al mismo tiempo reveló que esa firma invertirá en la segunda parte del año arriba de 40 millones de pesos para ampliar su red de distribución en la Península.

La madrugada del pasado jueves la actividad ilegal de sustraer gasolina de los ductos de Pemex ubicados en la vía Mérida-Progreso ocasionó una explosión que causó un muerto y dos lesionados.

En ese contexto, el ejecutivo señaló que esa actividad ilícita todavía no tiene mucha presencia en la entidad, por lo que se puede trabajar en su control y erradicación por parte de las autoridades.

Comentó que los huachicoleros representan una competencia desleal para los empresarios gasolineros del Estado y del país, pues esas personas venden el combustible robado a muy bajo precio y sin las mínimas condiciones de seguridad.

“En la Península todavía estamos alejados de este problema, hay un evento de hace unos días que demuestra que ya empiezan a registrarse detalles, pero tenemos la confianza en que las autoridades tomaran las medidas necesarias”, dijo.

Como informamos, el pasado miércoles la Policía Estatal de Investigación y la Secretaría de Seguridad Pública detuvieron a un total de siete personas, tres de ellas con quemaduras graves, tras la explosión del ducto de Pemex en la vía Mérida-Progreso, cuando instalaban una toma clandestina para sustraer combustible.