MÉRIDA, Yuc.- Tenemos que estar en permanente alerta porque en cualquier momento podemos tener una situación inesperada que va a requerir de una respuesta rápida, ya sea por desastres naturales, emergencias epidemiológicas, por eventos químicos o nucleares”, advirtió Jesús Felipe González Roldán, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) de la Secretaría de Salud.

El funcionario inauguró en fugaz visita a Mérida, la “Reunión de Coordinadores de Salud para la Atención de Emergencias y Desastres de México, Centroamérica y el Caribe 2018”, en donde se abordarán durante dos días (ayer y hoy) temas referentes a la prevención, manejo y atención de emergencias en salud, desastres naturales y estrategias de cooperación con instancias internacionales, con la asistencia de funcionarios de 13 países de la región.

González Roldán destacó el apoyo entre los países en materia de emergencias “porque en salud pública se trabaja en equipo, las individualidades pesan mucho”, apuntó.

El director del Cenaprece mencionó que la institución a su cargo ha trabajado de manera importante con las secretarías de Salud de los estados, en el caso de Yucatán mencionó que la colaboración ha sido estrecha en los brotes de dengue e influenza.

Recordó que en 2013, el tema era el dengue, con más de 64 mil afectados en todo el país, de los cuales 20 mil eran graves. Hoy, está casi en el olvido y los avances son notables, pues México es la única nación de América con decrecimiento de casos en los últimos cinco años, con menos de 14 mil.

La estrategia de ahorro para esa contingencia de 2013 a 2017 ascendió a casi mil 500 millones de pesos para atención hospitalaria y, desde Yucatán, se lanzó a nivel nacional una iniciativa sin precedente que ha dado resultados positivos, en la que un ejército de salubristas intensificó las acciones para evitar y controlar dicha enfermedad.

Agregó que el objetivo de la reunión en esta ocasión, es establecer mejores planes de emergencia ante desastres naturales o emergencias epidemiológicas.