MÉRIDA, Yuc.- Un grupo de militantes del partido Nueva Alianza exigió la destitución del presidente estatal, Raúl Ernesto Sosa Alonzo a quien responsabilizaron de la derrota en los municipios en la competencia para ayuntamientos.

En representación de los inconformes, Andrea Ramírez Guzmán exigió que el dirigente estatal transparente el recurso público que Nueva Alianza recibe como financiamiento pues considera que el partido es manejado para beneficio personal.

Cabe destacar que actualmente el PANAL gobierna 6 municipios en Yucatán, y según los resultados preliminares,