Milenio Novedades
PETO, Yuc.- Los menores J.R.I, J.E.A.C, de 17 años, y J.C.C.M., de 16, fueron detenidos, mientras que una embarazada fue enviada al hospital cuando dos padillas se liaron a pedradas en la colonia Miraflores de la villa de Peto.

Alrededor de las 7:30 de la noche de este domingo, vecinos llamaron a la comandancia para pedir el apoyo de los uniformados y de la ambulancia, ya que se registraba una batalla campal entre integrantes de dos bandas en la calle 22 entre 27 y 29 de esa colonia.

Resulta que un grupo de jovenzuelos del llamado “Barrio Pobre” fue a la Miraflores para “arreglar una cuenta pendiente” con un rival, pero después de comprobar que no estaba en su domicilio y se retiraban vigilando las calles que normalmente frecuenta, al llegar a la 22 entre 27 y 29, los pandilleros vieron que un grupo contrario estaba reunido en esa zona e intuyendo que su “presa” estaba en ese lugar comenzaron a arrojar piedras.

Entre refriega, una embarazada que se dirigía a su hogar fue alcanzada por un proyectil, por lo que tuvo que ser trasladada al hospital comunitario para recibir atención médica.

Encuentran en Yucatán centro de 'huachicoleros'

Con apoyo de la SSP, los policías municipales lograron la detención de tres de los rijosos.

Uno de los menores de edad que fue detenido.