MÉRIDA, Yuc.- Comparecieron seis agentes de la Policía Estatal de Investigación de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes fueron los que intervinieron en el arresto de los ahora acusados, en la calle 71 entre 68 y 70 del centro de la capital yucateca, por rumbos del barrio de San Juan, minutos después del asesinato de Emma Gabriela Molina Canto, en la tarde del 27 de marzo de 2017.

Los policías aprehensores son Mariano Ismael Rodríguez Salazar, Santos Ismael Canché Canché, José Israel Kantún Tec, Wilberth Aké Pech, Emmanuel Cáceres Centurión y David Alberto Cauich Canul, quienes identificaron a los tabasqueños Jonathan M. Á. y Óscar M. L. T. como las personas que detuvieron en esa ocasión e incluso, el segundo trató de atacarlos con un cuchillo.

A preguntas de los fiscales, estos elementos aprehensores señalaron que recibieron las características del taxi verde número 007, en el que huyeron los dos sospechosos, debido a que testigos de los hechos persiguieron a los ahora imputados y vieron cuando abordaron el auto de alquiler.

El trabajo de los agentes fue fundamental para lograr el arresto de Jonathan M. Á. y Óscar M. L. T. cuando acababan de descender del taxi y caminaban sobre la calle 71 entre 68 y 70, a espaldas de la terminal de autobuses ADO, a donde supuestamente se dirigían para abordar un autobús con rumbo a Villahermosa, Tabasco, de donde son originarios. Fue cuando Jonathan intentó huir corriendo, en tanto que Óscar los atacó con un cuchillo.

Hallan a un muerto en plena calle de la Bojórquez

Tras la detención de ambos sospechosos, se les aseguraron nueve piedras de “crack” y el cuchillo en cuestión, que igual fue utilizado en la muerte de Emma Gabriela Molina Canto.

Indicaron que al lugar del arresto llegó otra unidad con el taxista, quien identificó a los acusados como a los que recogió en el fraccionamiento San Luis y los dejó cerca del ADO.

En la audiencia de ayer, estuvo presente la madre de la víctima, Ligia Canto, quien tiene la calidad de víctima indirecta, siendo asistida por tres asesores jurídicos y de una psicóloga de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.