MÉRIDA, Yuc.- En marzo, el mes de mayor renovación de los seguros médicos, los yucatecos detectaron que sus pólizas no aumentaron de un ocho al diez por ciento, como cada año, sino que éste 2018 subieron del 15 al 20 por ciento al dispararse los precios de los medicamentos y los servicios de salud privados, reportó la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (Amasfac).

A la primera quincena de abril, de acuerdo con una consulta a varios agentes de seguros, la póliza de seguros médicos más económica cuesta 10 mil pesos, pero las hay por 30 mil para servicios plus.

No hay pólizas fijas, ya que éstas dependen de la edad, el nivel hospitalario que se desea y el deducible.

De acuerdo con la Amasfac, en Yucatán solo entre 4 y 7 por ciento de la población cuenta con un seguro de gastos médicos mayores. Para este sector, cada vez es más difícil mantenerse en el servicio médico privado, debido al tipo de cambio y el aumento de precios en los hospitales, por lo que merma más el interés por la contratación de pólizas debido a su costo.

“Al inicio de cada año el precio de los seguros médicos aumenta, esto con base en los siniestros registrados durante los 12 meses anteriores; muchas veces se pagan más deducciones que lo obtenido en ganancias dando como resultados que tengan que elevar sus precios”, expuso Ricardo Rosado Mañón, presidente de la Amasfac.

Lo que pagan

“Por un siniestro (enfermedad, o accidente) una aseguradora en el Estado paga alrededor de 60 mil pesos”, informó.

Señaló que en Yucatán se han pagado pólizas hasta por 11 millones de pesos, y en otros estados, incluso en el extranjero, debido a la necesidad del paciente, ha sido por 90 millones de pesos.