MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán se registró el segundo caso de encefalocele (defecto del tubo neural en recién nacidos) en tan sólo una semana, informó la Secretaría de Salud federal por medio de la Dirección General de Epidemiología.

Cabe mencionar que los dos casos registrados a fines del año pasado, ambos en bebés del sexo masculino, se registraron en 2017. En 2016 también se presentaron dos casos, uno por cada sexo.

El cirujano pediatra David Canché Durán dijo en entrevista con MILENIO NOVEDADES que el tubo neural es un canal estrecho el cual durante la tercera y cuarta semana del embarazo, se pliega y cierra a fin de formar el encéfalo y la médula espinal.

“El encefalocele es una protrusión o un bulto (en forma de saco) formado por la salida del encéfalo y las membranas que lo recubren a través de una abertura en el cráneo. Se produce cuando el tubo neural no cierra completamente durante el embarazo”, detalló.

El maestro en Salud Pública dijo que no es una enfermedad rara sino por el contrario, es cada vez más común y tiene que ver en gran parte con la desidia de algunas madres para acudir a sus controles prenatales en donde puede detectarse de manera oportuna algún defecto por medio de un estudio de ultrasonido.

“Otra causa que tiene que ver con la actitud de la madre es la mala nutrición y el bajo consumo de ácido fólico en la etapa de gestación, si a esto le agregamos la saturación de los hospitales públicos que no permite una adecuada atención, tenemos un “caldo de cultivo” perfecto para este mal”, afirmó.