MÉRIDA, Yuc.- La guerra arancelaria entre Estados Unidos y México impactará en el precio de la vivienda residencial en Yucatán, sobre todo porque la gran mayoría de los insumos son de importación. Los precios podrían ascender hasta en 3 por ciento, adelantó la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

Carlos Medina Rodríguez, presidente de la agrupación, añadió que ese incremento de precios no afectará a las viviendas de interés social porque para su construcción no se utilizan materiales del extranjero.

“Hay dudas de cómo podría afectar, lo cual no ocurrirá mientras no aumenten otros insumos, sobre todo en vivienda social. El 75 por ciento de la gente necesita una vivienda de este tipo, por lo que al encarecer, no podría adquirirla”, explicó.

Comentó que la imposición de aranceles podría afectar a productos procesados como cables y muebles de baño importados de Estados Unidos, muy utilizados para las habitaciones de tipo residencial en todo México y la entidad.

El dirigente empresarial aseveró que luego del enfrentamiento arancelario por el momento no se registran daños al sector producto de las cargas tributarias entre ambas naciones, pues hasta ahora solo hay expectativa en torno a cómo reaccionan las empresas por la medida.