Mérida, Yuc.- El incremento en insumos como la harina de nixtamal y el más reciente a la tonelada de maíz, no impactará en el costo del kilo de tortilla, que se vende en 16 pesos en promedio, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Masa y la Tortilla en Yucatán, Luis Quijano López.

Mencionó que absorberán estos incrementos para no afectar a los consumidores de la tortilla y la masa, pues en estos momentos no hay condiciones para un alza, a pesar de que esperan incrementos en el costal de harina.

Quijano López aseveró que la tonelada de maíz que traen principalmente de Sinaloa costaba cinco mil 400 pesos y se incrementó a cinco mil 800 pesos, que es más cara que la tonelada de maíz de Estados Unidos, que cuesta cinco mil 400 pesos.

Consideró que en el próximo gobierno federal debe continuar la mecanización de tierras en Yucatán, que en este sexenio federal por terminar se logró en unas 40 mil hectáreas, pues mientras más hectáreas mecanizadas haya, más aumentará la producción de maíz en el Estado, apoyado también con nuevas tecnologías para que en un futuro no se tenga que importar el grano.

Al año Yucatán produce entre 60 mil y 80 mil toneladas de maíz, que solo alcanzaría para tres meses para los molineros, por lo que tienen que importar el grano de Campeche y Sinaloa, donde es más abundante.

Quijano López comentó que el sector tortillero de la entidad ve una baja en el consumo de este producto en la región, debido a que las nuevas generaciones perdieron el gusto por este alimento básico.