MÉRIDA, Yuc.- El presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, Manuel Díaz Suárez, hizo un llamado a la Secretaría de Salud a poner especial atención a los municipios del interior del Estado por el actual brote de influenza AH1N1.

A la fecha se han registrado defunciones por este padecimiento en Tizimín, Tecoh, Umán, Kanasín, Ticul y Tixkokob.

“En el interior del Estado no siempre existe una adecuada difusión de las medidas de prevención. Mucha gente tiene acceso a internet, pero hay personas mayores y mayahablantes que no conocen con precisión las medidas, se confían y al final, su estado de salud se complica”, apuntó.

El legislador también instó a la SSY a reforzar la capacitación de su personal para que exista una homologación en los criterios de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

“El personal debe tener el conocimiento de qué hacer ante un caso probable, cuándo referir a los pacientes y cuándo ingresarlos... si se mantiene el trabajo que se hace, esa curva de descenso se mantendrá y dejarán de registrarse defunciones”, manifestó.

Inicio de clases

El legislador Manuel Díaz Suárez reiteró el llamado a poner atención en el inicio de clases, en agosto, para evitar un riesgo sanitario.