MÉRIDA, Yuc.- Miguel “Alacrán” Berchelt conoció este jueves a su rival, el argentino Jonathan Víctor Barros, durante la rueda de prensa que se realizó a las puertas del majestuoso Polifórum Zamná, sede de la contienda en la que estará en juego el cinturón verde y oro superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Berchelt y Barros fueron los protagonistas de esta presentación a la que también asistieron Guillermo Brito, representante de “Zanfer”; Mario Abraham Xacur, presidente de “Max Boxing”: Juan Sosa Puerto, titular del IDEY; Santiago Basto Mejía, presidente de la Comisión de Boxeo de Mérida, y los semifinalistas de la velada, Elvis “Rockanrolero” Torres y Ricardo “Científico” Núñez.

Barros fue claro al advertir a Berchelt que no vino de muy lejos solo para dejar ir la oportunidad que se le presenta. “A partir del domingo 24 dejaré el apodo de ‘Yoni’ por el del ‘Verdugo’ Barros porque vengo a conquistar el título”.

El peninsular solo sonrió y repitió las palabras del mítico luchador “Dr. Wagner”… “En mi casa y ante mi gente se me respeta” y le dijo a Barros que lo regresará a su tierra con una derrota.

“Me he preparado para ello” y recordó que nadie creyó en él cuando enfrentó al “Bandido” Vargas y terminó noquéandolo. “Tampoco nadie daba nada por mí cuando enfrenté a Takashi Miura y miren cómo terminó; así que nadie puede vaticinar nada”, señaló el “arácnido” y agregó que Barros no la tendrá nada fácil.

La afición melenuda no olvida a Francisco Lugo

El púgil originario de Mendoza reconoció la pegada de Berchelt y sus rápidos contragolpes, pero adelantó que ha trabajado para evitar que le hagan daño. Barros, por cierto, tiene casi un año de inactividad, pues su último combate fue el 15 de julio de 2017 ante el británico Lee Selby, ante quien perdió por decisión unánime.